logo

Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

Centro de Madrid

logo








NO ESTAMOS SOLOS
Por Shirley Martinez

Interpretación del espectador de la obra:

“A pesar de contener una sola figura y, además, desnuda, no nos produce sensación de soledad ni de desamparo, sino de armonía con el todo que la envuelve y la arropa y hasta la arrulla y la alimenta: el sol la acaricia, el agua refresca sus pies, la arena se somete a su pisada, el cielo sonríe en mil colores, el faro la alumbra y ella va dejando tras sí sus huellas que otros podrán seguir. Y el camino que le falta por recorrer está despejado, porque la armonía lograda despeja siempre el resto del Sendero.”


No estamos solos
Pincha en la imagen para verla más grande


Texto explicativo de la autora sobre la génesis del cuadro:

Tras una reflexión sobre mi vida, comencé a analizar lo que me sucedió cerca de los 21 años y, realmente, fue otro cambio brusco.  En ese momento en que me sentí muy, pero muy sola, comprendí que el único que siempre estuvo allí, a mi lado, fue el Cristo, que me ayudó a salir. Entonces fue cuando comencé a dibujar Cristos, reflejando su dolor en la cruz, derramando sus lágrimas de sangre con el mismo dolor que yo sentía. Él me tomo de las manos y realizó el milagro de recordarme el don de dibujar que venia conmigo de otra vida. Empecé a recobrar la fuerza para vivir. Y cada vez que atravieso una crisis me acuerdo de que Él esta allí.

En honor a ese despertar interno, una noche me imaginé caminando por una playa serena, en un mar calmo de emociones, caminando al atardecer, despojada de la vida material (por eso semi desnuda), con una túnica de velos violeta, el color de la transmutación, y siempre siguiendo el camino que me ilumina el Cristo (Faro). Las huellas son de mi ángel guardián que no me deja sola.

Volver a obras de arte