Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

Centro de Madrid

Mi Sueño
Fundamentos Rosacruces en preguntas y respuestas

 

LA FRATERNIDAD ROSACRUZ ES UNA ASOCIACIÓN INTERNACIONAL DE MÍSTICOS CRISTIANOS FUNDADA POR MAX HEINDEL EN 1909, CUYA SEDE CENTRAL SE ENCUENTRA EN OCEANSIDE, CALIFORNIA, U.S.A.

LA FRATERNIDAD FUE ESTABLECIDA CON EL PROPÓSITO DE DISEMINAR UNA ENSEÑANZA DEFINIDA Y LÓGICA SOBRE EL ORIGEN, LA EVOLUCIÓN Y EL DESARROLLO FUTURO DE LA HUMANIDAD Y EL UNIVERSO, MOSTRANDO TANTO EL ASPECTO ESPIRITUAL COMO EL CIENTÍFICO Y PERMITIENDO DE ESTA MANERA UNA UNIÓN ENTRE LA CIENCIA Y LA RELIGIÓN.

 
links
 

DECÁLOGO DEL ESTUDIANTE ROSACRUZ

Cristo será su ideal y, en todo momento, intentará pensar, hablar y actuar como Él lo haría.

1.- El Servicio
Recordando la admonición de Cristo: “El que quiera ser el primero, que sea el último y el servidor de todos”, se esforzará diariamente por servir a sus semejantes con amor, modestia y humildad, en cualquier oportunidad que se le presente.

2.- Ver lo bueno.
Teniendo fe inquebrantable en la sabiduría y bondad de Dios, trabajará de acuerdo con la evolución, procurando hablar, actuar y ver solamente lo bueno en su diaria relación con los demás.

3.- La verdad, la honradez y la justicia..
Siendo la verdad, la honradez y la justicia cualidades fundamentales de la dignidad interna, intentará expresarlas en todos sus pensamientos, palabras y acciones.

4.- No envidiar.
Sabiendo que sus circunstancias actuales son el resultado de sus acciones pasadas, y que puede construir su destino futuro mejorándolo por medio de sus actos presentes, no deberá envidiar a otros, sino que dedicará sus aspiraciones a ejercitar su divina prerrogativa del libre albedrío, sembrando buenas semillas para el mañana.

5.- Equilibrio.
Considerando que el silencio, en verdad, es uno de los auxiliares más efectivos para el crecimiento del alma, buscará siempre un medio ambiente de paz, equilibrio y quietud.

6.- Confianza.
Siendo la confianza en sí mismo virtud cardinal para el aspirante espiritual, hará lo posible por practicar esta virtud en sus pensamientos, al igual que en sus actos.

7.- Juez interno.
Conociendo que el interno es el único tribunal real de la Verdad, se esforzará por establecerlo, sometiéndole todos sus asuntos, para su final jurisdicción.

8.- Meditar y orar.
Dedicará cierto tiempo cada día a meditar y orar, procurando elevarse en alas del amor y la aspiración sublime, hasta el mismo trono de Dios.

9.- La constancia.
Sabiendo que el fracaso está solamente en dejar de luchar contra cualquier obstáculo, continuará paciente y persistentemente, tratando de vivir los elevados ideales enseñados por Cristo.

10.- La Humildad.
Conociendo que es imperfecto y se equivoca todos los días, evitará aparentar o presumir en cualquier campo, consciente de que, bien mirado, no sabe nada y de nada tiene derecho a presumir.